La Policía Nacional se incauta de 1.100 kilos de hachís y desmantela una tienda de golosinas utilizada para distribuir la droga

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización de narcotraficantes, con 19 detenciones, y se han incautado de 1.100 kilos de hachís en una vivienda de Seseña (Toledo). El alijo, proveniente de Marruecos, fue introducido en España camuflado en dos vehículos que llegaron en ferry hasta Tarifa. La organización disponía de viviendas y locales en Madrid, Toledo, Zaragoza y Navarra como infraestructura para el transporte y distribución del hachís. Uno de los principales puntos de venta del estupefaciente al menudeo era una tienda de golosinas de Villava (Navarra) a la que compradores y otros narcotraficantes acudían para abastecerse.

La investigación se inició en agosto de 2014 sobre una organización de narcotraficantes dedicada a introducir hachís en España. Los integrantes de la organización tenían contacto directo con los productores del hachís en Marruecos, quienes procesaban campos de cultivo de marihuana para la exportación del estupefaciente a España.

hachis tienda golosinas

“Caletas” y viajes familiares

Para la introducción en la Península los narcos contaban con mecánicos que desmontaban completamente vehículos y los desproveían de parte de su estructura interior para poder introducir en cada uno de ellos entre 400 y 500 kilogramos de hachís. Los vehículos cargados con la droga cruzaban el estrecho en ferrys de transporte comercial y eran conducidos por miembros de la organización que contaban con permiso de residencia o nacionalidad española, y que usaban a menores de edad para aparentar viajes familiares.

En el transporte en territorio nacional, una vez superados los controles fronterizos en Tarifa, la organización utilizaba vehículos lanzadera para escoltar a los turismos que trasladaban la droga hasta chalés de Seseña (Toledo), donde éstos eran desmontados y extraída su carga. Desde esta localidad el estupefaciente era ocultado de nuevo en distintos vehículos y repartido entre escalones de distribución inferiores, en distintas provincias. La organización disponía de varios chalés, viviendas y locales comerciales en las localidades de Villanueva del Pardillo (Madrid), Seseña (Toledo), Zaragoza, Pamplona, Huarte, Villava y Úcar (Navarra), donde ocultaban y desmontaban nuevamente los vehículos para extraer los paquetes de hachís y almacenar parte de la droga.

Droga en cajas de golosinas

Los investigadores detectaron que uno de los principales puntos de venta de hachís al menudeo operaba bajo la tapadera de una tienda de golosinas de la localidad de Villava (Navarra). El responsable de este supuesto comercio lo utilizaba como lugar de recepción y venta de la droga a consumidores y distribuidores locales. Los investigadores sorprendieron al responsable de la tienda cuando introducía 10 kilogramos de hachís en cajas de golosinas. Los agentes descubrieron incluso diversas cantidades de hachís en el interior de la caja registradora, junto al dinero procedente de la venta de productos legales, para distribuirlas de manera inmediata a cualquier comprador.

La operación ha culminado con la incautación en Seseña (Toledo) de un alijo de 1.100 kilos de hachís, que había sido introducido en España a través del puesto fronterizo de Tarifa y camuflado en dos vehículos. En total, durante las cuatro fases en las que se ha dividido la investigación, los agentes han arrestado a 19 personas en las localidades de Zaragoza (2), Huarte (2), Villava (3), Pamplona (1), Úcar (1), Tarifa (1), Seseña (2) y Villanueva del Pardillo (7). Con estas detenciones, de los encargados del transporte, distribución y venta de la droga, así como de una persona que facilitaba la introducción en la Península; se da por desarticulada la organización de narcotraficantes. Además del alijo de 1.100 kilogramos aprehendido en Seseña, los investigadores también se han incautado durante las cuatro fases de otros 79 kilos de hachís, 8 kilos de speed, 55.000 euros, 14 vehículos, un arma de fuego y dos armas blancas, todo ello en un total de 12 registros.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada Central de Estupefacientes de la Comisaría General de Policía Judicial y de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Navarra, con la colaboración de agentes de las Brigadas de Policía Judicial de Zaragoza y Algeciras, del Puesto fronterizo de Tarifa y del GOIT.

Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Un comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies