Última Hora

Una denuncia ante la Policía Nacional permite liberar a una mujer española retenida y maltratada por su pareja en Rumanía

La mujer, que se había trasladado a Rumanía con su pareja hacía un año, se puso en contacto con sus familiares en España a través de las redes sociales para comunicarles un claro mensaje: “S.O.S. S.O.S., ESTE TÍO ME VA A MATAR”

En menos de media hora, una patrulla de la policía rumana acudió al domicilio de la víctima y la pusieron en contacto con los agentes españoles, quienes en todo momento la guiaron para que abandonara el domicilio en el que estaba retenida y pudiera volver a España

Una denuncia presentada ante la Policía Nacional ha permitido liberar a una mujer española retenida y maltratada por su pareja en Rumanía. La mujer, que se había trasladado al país centroeuropeo con su pareja hacía un año, se puso en contacto con sus familiares en España a través de las redes sociales para comunicarles un claro mensaje: “S.O.S. S.O.S., ESTE TÍO ME VA A MATAR”. Una familiar de la víctima denunció los hechos en la comisaría de Castellón y los agentes de inmediato iniciaron los mecanismos de cooperación policial internacional para dar protección a la mujer. En menos de media hora, una patrulla de la policía rumana acudió al domicilio de la víctima y la pusieron en contacto con los agentes españoles, quienes en todo momento la guiaron para que abandonara el domicilio en el que estaba retenida y pudiera volver a España.

La denuncia presentada en España informaba que la víctima se encontraba retenida por su pareja sentimental en una vivienda en Rumanía, en la localidad de Satu Nou. Al parecer, hacía un año que la mujer se había marchado con su pareja a vivir allí y el día anterior a la denuncia ésta les comunicó a través de las redes sociales a sus familiares que estaba siendo víctima de malos tratos, que acababa de recibir una paliza, pero que no lo denunciaran, dado que temía las represalias. Aunque la víctima quería huir para volver a España, le era imposible ya que nunca la dejaban sola.

Cuando la Policía Nacional conoció los hechos, inmediatamente se pusieron en marcha los mecanismos de colaboración policial internacional a través de la Oficina Sirene. En menos de media hora una patrulla de la policía rumana acudió al domicilio de la víctima para comprobar su estado y facilitar un teléfono de contacto directo con la víctima a los investigadores españoles.

Desde ese momento, los agentes de la comisaría de Castellón mantuvieron un contacto constante con ella, asesorándole e indicándole los pasos a seguir para garantizar su tranquilidad y seguridad en todo el proceso. Así, la mujer, que se encontraba nerviosa, pudo refugiarse en el domicilio de unos amigos y recibir un envío de dinero de su familia. Con ese dinero pudo comprar un billete y regresar a España. Una vez en nuestro país, los agentes de la Policía Nacional la han atendido y han iniciado el protocolo para la Protección de Víctimas de Violencia de Género.

#Denúncialo

El pasado 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Policía Nacional lanzó una campaña de concienciación a través de las redes sociales bajo el hashtag #denúncialo. Con esta acción, la Policía quiere trasladar a toda la sociedad, y especialmente a las víctimas de violencia de género, la importancia de que denuncien su situación, en la que puede haber otras personas afectadas, como son los hijos de las víctimas y otros familiares.

Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Un comentario

  1. Taxi Molinaseca Luis

    Se casan con lo primero q pilla luego………
    Toca llorar

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies