Winamp muere, la música sigue: las mejores alternativas para Windows

winampWinamp ha muerto. Puedes seguir usándolo, nada te lo impide, pero hay funciones que podrían dejar de responder. Además, Winamp podría dejar de ser compatible con las próximas versiones de Windows, Mac y Android, o con nuevos formatos de audio que puedan aparecer.

Prepárate pues: llegará el día en que Winamp 5.66, la versión final, ya no te saludará con su conocida frase “Winamp, it really whips the llama’s ass!” cuando lo abras. Será un día triste, sin música, sin barras saltando en el diminuto ecualizador gráfico y sin radios de ShoutCast para sintonizar.

¿Cómo era Winamp? ¿Cómo debe ser su sustituto?

Winamp era compacto, rápido y fiable. Un reproductor puro. Comparado con iTunes, Winamp brillaba por su sencillez. Y se podía personalizar a través de numerosos plugins, que permitían reproducir formatos tan esotéricos como MOD o SID, o bien crear una pequeña radio casera a través de Internet con ShoutCast, el servidor de sonido.

Luego estaban las pieles, auténticas obras de arte del diseño de interfaces. La piel clásica de Winamp sigue en los corazones de muchos usuarios, pero hubo otras que se ganaron el favor de la comunidad, como WeeAmp, que convertía Winamp en un reproductor diminuto. De esta forma era posible escuchar música sin robar espacio.

Era una gran aplicación, pero las alternativas existen y gozan de buena salud. Están ahí desde que Winamp lanzó su desastrosa versión 3, enfureciendo a millones de fans en todo el mundo. Desde entonces hemos visto desfilar a decenas de pretendientes al trono del sonido, pero con Winamp vivo, ninguno pudo reinar. Este es su momento.

A las alternativas hay que pedirle lo siguiente: que sean igual de ligeras, rápidas y compactas que WinAmp, que se puedan personalizar al máximo, que sean compatible con el mayor número de formatos posibles y que den la opción de escuchar radios en línea compatibles con el protocolo ShoutCast, cuyo directorio también muere con WinAmp.

Con las aplicaciones que citaré a continuación puedes hacer prácticamente lo mismo que podías hacer con Winamp. No del mismo modo quizá, ni con el mismo aspecto compacto, pero oye, nadie dijo que sobrevivir fuese sencillo…

foobar2000: independiente, minimalista, rápido

Muchos de los usuarios que han dejado Winamp a lo largo de los años han optado por foobar2000, un reproductor ligero para Windows creado por un antiguo desarrollador de Winamp, Peter Pawlowski.

foobar2000 destaca por rapidez, ligereza y potencia. La cantidad de plugins (“componentes”) es enorme, y con ellos puedes añadir soporte para oscuros formatos de audio, para grabar CD, para añadir salida ASIO, etcétera.

¿El punto débil de foobar2000? Que es feo, pero si instalas una de las pieles disponibles, comominimal foobar2000 o foo flow, la experiencia de uso mejora bastante. Existe, por cierto, una versión simplificada: se llama Boom.

AIMP: el Winamp profesional que viene de Rusia

Muy similar a Winamp en diseño y funciones, AIMP es un reproductor que sigue en pleno desarrollo. Su autor, Artem Izmaylov, empezó el proyecto cuando todavía era estudiante, y sus iniciales dan nombre al programa.

AIMP usa una librería de sonido propia, compatible con muchos formatos y capaz de reproducir archivos de hasta 250 megabytes de tamaño directamente desde la memoria RAM, evitando así interrupciones en la reproducción.

Si quieres que AIMP se parezca todavía más a Winamp, tienes que instalar la piel clásica para AIMP. Hay también una versión para Android en desarrollo, y en Play puedes encontrar varias aplicaciones para controlar AIMP remotamente.

Clementine: un reproductor muy bien conectado

Clementine es un reproductor moderno con vocación “conservadora”: nació cuando el famoso Amarok pasó de la versión 1.4 a la versión 2, radicalmente distinta en esencia y aspecto.

Clementine se organiza en varios paneles, con pestañas para listas de reproducción y controles de reproducción. Es capaz de conectar con servicios como SpotifyGrooveshark, Jamendo o Soundcloud.

Como otras aplicaciones, también Clementine tiene una app de control remoto para Android. ¿Lo más interesante? Que puede reproducir música almacenada en Dropbox, Box, Drive o Skydrive, los “discos duros” en la nube.

XMPlay: el hermano secreto de Winamp

334 kilobytes: esto es lo que ocupa el archivo comprimido de XMPlay 3.7, el reproductor de audio gratuito que parece haber conservado mejor el espíritu del primer Winamp.

En desarrollo desde 1998, XMPlay ofrece una gran calidad de sonido, compatibilidad con la mayoría de formatos de audio y pieles clásicas, como las de Winamp 2 y AIMP.

Por si fuera poco, XMPlay también es capaz de crear una radio al estilo ShoutCast, una de las funciones estrella de Winamp. Otros plugins añaden soporte para formatos menores y reproducción desde archivos comprimidos.

MusicBee: increíblemente completo y potente

MusicBee es un reproductor de audio a mitad de camino entre WinAmp y iTunes. Cuando apareció en 2008, pocos apostaban por él. Ahora, esta aplicación creada por Steven Mayall es uno de los herederos de Winamp.

MusicBee rebosa de utilidades: ripeador de CD, biblioteca de música, modos especiales como “fiesta” o “sueño”, visor de letras… Y se puede personalizar por completo con numerosas pieles y plugins.

Si siempre has sido fiel a Winamp, pero envidiabas o echabas de menos las funciones de organización de iTunes o el aspecto de Amarok, MusicBee es una alternativa muy a tener en cuenta.

[Extra] Icecast: mantén viva tu radio en Internet

Si tenías una radio en Internet a través de ShoutCast, te interesará saber que todavía puedes transmitir tu música. Para ello, puedes usar IceCast, un magnífico servidor de sonido de código abierto que funciona en Linux / Unix y Windows.

Es menos fácil de configurar que ShoutCast, pero cuenta con su propio directorio de radios online en Xiph.org. Ten en cuenta también que el instalador para Windows no siempre está disponible.

¿Y Spotify, Rdio, Deezer y compañía?

Hablar de Winamp es hablar de reproducción de sonido a la antigua usanza, con archivos de alta calidad almacenados en un disco duro, con CD de audio y radios víastreaming emitidas a través de ShoutCast. Las alternativas a Winamp buscan conectar con esa tradición, con esa nostalgia audiófila. Spotify y los nuevos reproductores pertenecen a una nueva generación, y por tanto no tienen cabida aquí.

¿Seguirás usando Winamp o pasarás a una de las alternativas?

Fuente: softonic

Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies