Última Hora

La Deportiva, que dominó más a lo largo del encuentro, derrotó “por la mínima” a un ordenado C. D. Boiro.

Además, el conjunto blanquiazul – hoy verde claro – se alió con la suerte, que le había abandonado precisamente en otros encuentros. Y es que el único tanto se produjo involuntariamente y “en propia puerta” boirense.

LA COMPROBACIÓN DEL CÉSPED

De este modo los jugadores de Fredi Álvarez no han logrado ni una sola diana hasta el momento (en lo transcurrido de Liga) y, por consiguiente, aún no han dado una satisfacción – en forma de victoria – en su feudo y a sus incondicionales seguidores.

En los instantes iniciales y, a través de un intervalo relativamente prolongado, las características del choque resultaron ser producto de un tanteo y estudio del adversario. Demasiadas precauciones, lucha por el control del balón y del juego eran las notas principales mostradas por ambas escuadras.

En los primeros compases el efectivo que demostró una mejor disposición y ambición fue el portugués David Caiado. Este componente del equipo visitante remataría por encima del larguero del portal de Pato Guillén y, un poco más tarde, se internaba en el área rival y caía ante la oposición y pugna con el defensa lateral Soto.

"PISANDO LA HIERBA"

Llegados al minuto 19, el delantero canario Héctor Figueroa se desembarazó de su par de entonces – Mateo – y no alcanzó su objetivo debido a la asistencia providencial proporcionada por Soto.

Apenas cumplido el minuto 26 un centro del zaguero faberense Adán fue blocado por el cancerbero Pato Guillén. Y, a renglón seguido, un servicio medido de Rivera – y destinado a Romay – tuvo que ser conjurado y sacado oportunamente por Xisco Campos.

Y, en el minuto 28, se reitera en una de sus acciones Marcos Álvarez (por el flanco derecho del combinado ponferradino), chutando desde fuera del área y obligando al joven Olmedo, centrado y “a mano cambiada”, a despejar a saque de esquina. Y, en el entorno del minuto 32, nuevamente aparece por su parcela Marcos Álvarez: ahora envía la pelota hacia Romay que, por alto, cabecea algo elevado.

"INSPECCIONANDO"

Tras esta fase de mayor presencia de los de El Bierzo, en general, el técnico de los de la comarca del Barbanza – como remedio a la falta de incisividad y profundidad – ordena situarse a Rubén Rivera en función de ariete.

En el lapso postrero de esta mitad de principio, también el once foráneo contó con otra ocasión de la que no se benefició.

Y la apuesta antedicha se reveló adecuada: en el minuto 36, un claro y franco disparo del citado delantero centro (Rivera) se marchó, cruzado y cerca del poste izquierdo, por la línea de fondo.

En los albores de la segunda parte se observó a los “azulados” con pretensiones de estabilidad y más compactos. Se hallaban tranquilos y convencidos de sus opciones.

"PELOTEANDO"

En el minuto 51 acaeció un pase de Jimmy, dirigido a Gonzalo, que terminó con un despeje de la retaguardia contraria a córner. Sin duda, en este intervalo, el C. D. Boiro se iba apoderando del “tempo” y del ritmo de la confrontación.

Mas los “chicos” de Manolo Herrero perseguían con insistencia convertir sus aproximaciones de peligro en algún tanto. En primer término, un centro-chut de Andy – precedido por una cesión del luso Caiado a este compañero – no pudo ser culminado con éxito por Figueroa, a pesar de que el esférico se encaminó junto al palo del guardameta del club coruñés.

Y, no con excesiva pausa, el murciano “Juanto” Ortuño tiró contra el marco de sus oponentes. El cuero, una vez que impactó en el travesaño, topó con el meta Guilén y se metió dentro de la portería. Un caso, indiscutiblemente, de mala fortuna.

Y, en el período de conclusión de la disputa, los gallegos se lanzaron en pos del empate. No obstante, los nervios y la ansiedad desmesurada imposibilitaban a los barbanzanos encarar con lucidez la igualada.

"JUANTO" ORTUÑO

En resumen, esta tarde pasada la “diosa fortuna” se decantó y alió con los colores deportivistas y los de la comarca del Barbanza sufrieron (esperamos que simplemente se trate de un “encontronazo”) una repercusión negativa asociada: la inquietud por la hipotética lesión de su hombre “anotador” y baza «artillera», Rubén Rivera.

ALINEACIONES:

C. D. BOIRO:

Pato; David Soto, Jimmy, Borja Yebra (min. 70, Manu Rodríguez), Mateo; Pablo Crespo; Marcos Álvarez, Gonzalo, Romay (min. 81, Cano), Juanpa (min. 72, Pedro Beda); y Rubén Rivera.

S. D. PONFERRADINA:

Olmedo; Adán (min. 85, Nacho López), Fuster, Gonzalo, Xisco; Andy; Caiado, Chavero (min. 65, Jonathan), Héctor Figueroa (min. 60, Juanto), Cidoncha; y Rayco.

LA "HINCHADA" BERCIANA

GOLES: 0-1 (Juanto, 64′).

ÁRBITRO:

El Sr. Eduardo Rodríguez García, del Comité Territorial asturiano. Amonestó con tarjetas amarillas a Crespo (min. 81), por el lado del C. D. Boiro; y a Adán (min. 71), en el de sus contrincantes.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 5ª Jornada de la Liga de Segunda B, en su Grupo I. El escenario fue el Campo de “Barraña”, en una tarde pródiga de sol, con 300 espectadores en las gradas (entre ellos, un grupo de aficionados – que animó con persistencia – procedente de tierras bercianas). Este evento deportivo fue retransmitido por la cadena de televisión autonómica TVG2.

LA FICHA TÉCNICA

                                                                    Marcelino B. Taboada

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies