Última Hora

La Deportiva se impuso por la mínima a un CD Guijuelo “con oficio”

Ambos conjuntos, en un duelo regional que se va convirtiendo ya en habitual, se repartieron méritos y el resultado se decantó a favor de los anfitriones por algunos detalles concretos, vg.: una mayor efectividad de los locales y asimismo su firmeza en la línea de retaguardia. La demostración de esta última evidencia es no haber encajado todavía ningún tanto en lo transcurrido de temporada.

El choque deportivo comenzó, tal como suele suceder, con una fase (en este caso dilatada, durando unos 25 minutos), en la que las dos escuadras trataban de establecer un ritmo de juego que las beneficiara.

Nada más empezar la disputa, justo en el minuto 1, el lanzamiento de un saque de esquina generó cierta inquietud en la parcela defensiva berciana. Finalmente, un zaguero despejaría el posible peligro.

Ante el toma y daca, con presiones en la salida del balón e intensidad en la parcela ancha, era difícil crear acciones atacantes con cierto riesgo para el portal contrario. Y únicamente en el minuto 11 se produciría algo a reseñar: el ponferradino Saúl Crespo chutaría desde fuera del área y la pelota saldría fuera del marco de sus adversarios.

Ya superado el ecuador de este primer acto, los blanquiazules se apoderarían poco a poco del control de la contienda. Fruto de esta circunstancia, en el minuto 28, el madrileño Dani Pichín inauguraba el casillero de los suyos. Controló con maestría el cuero situado en el segundo palo y seguidamente empalmó un potente disparo que batió al cancerbero de sus oponentes.

A partir de esta contingencia o variación plasmada en el electrónico, la “Ponfe” pasó por su período más brillante, en cuanto a combinaciones colectivas. En el minuto 36 se produjo un tiro destacado del lateral derecho, Son, que lo ejecutó a guisa de preciosa “volea”. Y en el minuto 40, poco más tarde, el otro carrilero el andaluz Ríos Reina efectuó un estupendo centro desde el flanco izquierdo. Su asistencia encontró continuación, merced a un testerazo del torrejocense David Grande, pero el guardameta, atento, logró detener el esférico.

Tras el disfrute del descanso en los vestuarios, se tornó a la tesitura del principio, caracterizada por el equilibrio e igualdad con escasas alternativas.

Hubo que aguardar al cuarto de hora postrero al objeto de que los equipos en liza se lanzaran en pos de la meta de sus contrincantes. Y es que, hasta que no se dejó atrás el sistema de prevenciones y cautelas, los avances ofensivos eran prácticamente residuales y sin la mordiente necesaria.

Mas, aproximándose el desenlace decisivo, las ocasiones volvieron presentarse con una cierta frecuencia. Las oportunidades de ampliar la ventaja alcanzada vinieron precedidas por una anterior de los chacineros. En concreto, en el minuto 81, el cántabro Julián Luque mandó demasiado elevado y desviado su intento de perforar la portería defendida por Gianfranco.

Y, ya en el intervalo cercano a la conclusión, se desarrollaron dos adecuadas opciones a favor del bando ganador y protagonizadas por idéntico protagonista: en dos momentos consecutivos y por partida doble, en el decurso del minuto 85, las probabilidades de acertar correspondieron al central vasco Jon García (colocado en las inmediaciones del poste no cubierto), que remató un pase de su compañero Son y su envío fue rechazado por Felipe (en su primer ensayo) y, sin dilación alguna y beneficiándose del despeje precedente, obligó nuevamente al excelente arquero aludido a intervenir.

Y aún más y en el mismo sentido, en el minuto 89, el ariete brasileño Yuri realizó una gran arrancada, se plantó ante el portal de los visitantes y halló otra vez a Felipe en estado de gracia, ejecutando un auténtico paradón.

No podía terminar la confrontación, sin embargo, sin el conveniente susto destinado a la parroquia congregada. En el minuto 92, en el lapso de prolongación, Julián Luque mandó un chupinazo certero y el portero argentino Gianfranco tuvo que emplearse a fondo, sacando una magnífica mano a fin de remitir la pelota a córner.

En resumen, se presenció en El Toralín ayer, en la tarde-noche, un espectáculo aceptable en un ambiente festivo y con una animosa grada apoyando incondicionalmente.

ALINEACIONES:

SD PONFERRADINA:

Gianfranco; Son, Jon García, Míchel Zabaco, Ríos Reina; Dani Pichín (min. 78, Matthieu), Saúl Crespo, Óscar Sielva, Pablo Espina (min. 63, Jorge García); Yuri y David Grande (min. 47, a los dos del intervalo de alargue de la primera mitad, Fran Carnicer).

CD GUIJUELO:

Felipe; Jesús, Ayala, Jonathan; Raúl, Iulian Razvan (min. 52, James); Carlos Rubén, Julián Luque, Juanra; Fuster (min. 28, Carmona) y Javier Borrego (min. 72, P. Pallarés).

GOLES:

1-0 (Dani Pichín, 28′).

ÁRBITRO:

El Sr. Pastoriza Iglesias, del Comité gallego. Amonestó a Raúl (min. 1), Juanra (min. 19) y Carlos Rubén (min. 91), todos ellos pertenecientes al cuadro charro.

INCIDENCIAS:

Partido de la 3ª Jornada del Campeonato de liga regular de Segunda División B, en su Grupo I. Al Estado municipal “El Toralín” de Ponferrada, en el Día principal de la Fiesta Mayor de “La Encina”, acudieron unos 4.335 aficionados. Por tanto, buena entrada. Solamente cabe mencionar un pero, por parte de los jugadores entrenados por Ángel Sánchez: el estado irregular del césped y las deficiencias del campo en zonas determinadas.

                                                                    Marcelino B. Taboada

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies