3 diciembre, 2022
Deportes Destacado

‘La S. D. Ponferradina continúa con su sequía goleadora, también en la Copa de la R. F. E. F.’

El conjunto blanquiazul dominó más, sobre todo durante la primera mitad, pero se mostró más bien inofensivo cara al marco rival. En cambio, su defensa evidenció una cierta seguridad y fortaleza, aunque los foráneos tendrían también sus limitadas opciones en las postrimerías del choque.

El planteamiento de la contienda deportiva, por parte de los ponferradinos, sería bastante seria y basada en una estructura y disposición del equipo ordenada. Mas sus posibilidades de acceder al área contraria – con un riesgo apreciable – eran contadas y esporádicas.

Fruto de esta tesitura creada y mantenida, los irundarras no se veían capaces de inquietar la retaguardia de sus oponentes y transmitían una sensación de peligro prácticamente nula.

En el minuto 22 se produciría el lance que significaba el comienzo de un ciclo de oportunidades relativas del bando berciano. Esta oportunidad abría una serie reducida de ellas durante la primera mitad, a favor de los locales casi siempre: el central gallego David Goldar conectaría un cabezazo, que salió alto por poco.

En el minuto 32 se desarrolló la jugada con mayor probabilidad de inaugurar el tanteador en esta parte de principio: el brasileño Yuri aprovechó un estupendo centro, procedente del “carrilero” Ríos Reina, y su testerazo fue neutralizado -mediante un oportuno despeje – por el arquero iruñés Otaño.

Algo antes de encaminarse ambas escuadras hacia los vestuarios, se reclamó un posible penalti sobre Caiado, precisamente cuando se disponía a efectuar un remate a puerta.

Y así terminó el acto inicial, con un control y manejo del ritmo superior (patentizado por el cuadro de P. Munitis) que sus oponentes.

Retornados tras el lapso de descanso, el guión de la confrontación prosiguió “por los mismos derroteros”. Los “deportivistas” prodigaban sus avances, y algunos (contados) acababan llevando una inquietud notable a la portería de los guipuzcoanos. Incluso, la frecuencia con que se perpetraban estos atrevimientos, en la parcela ofensiva, aumentaba.

El zaguero Goldar, que se empleó con coraje a lo largo de la disputa, impulsaría la pelota (de cabeza) y la remitiría próxima al travesaño. Y, asimismo, el sevillano Menudo lanzaría un tiro (desde casi el mismo borde del área) y obligaría al guardameta vasco a rechazar el cuero.

Y el cuadro del Bierzo, a partir de entonces, buscaría con las ganas necesarias el portal de sus contrincantes. Sin embargo, esta estrategia y su propósito asociado topaban con un Real Unión que se parapetaba bien defensivamente y apretaba en la presión, al objeto de reaccionar desplegando contragolpes rápidos.

Los jugadores de la “Ponfe” no dejaban huérfana, no obstante, la línea de retaguardia. Pero, en un descuido, un remate orientado y “con marchamo de decisivo” de Thaylor fue conjurado – merced a una salida acertada en la posición adecuada – por el joven cancerbero J. Olmedo.

En definitiva, este cruce – que clasifica, en su caso, para las semifinales del Torneo copero a uno de los dos aspirantes – se resolverá en la cita de vuelta, a dilucidar en la ciudad fronteriza.

ALINEACIONES:

S. D. PONFERRADINA:

Olmedo; Nacho López (min. 55, Yac), Goldar, Núnez, Ríos Reina; Pastrana, Jonathan, Andy (min. 73, Cidoncha), Menudo; Caiado y Yuri (min. 62, H. Figueroa).

REAL UNIÓN DE IRÚN:

Otaño; Gorasabel (min. 74, Aimar), Ekhy, Esnaola, Escoruela; Rodellar, Mario; Dani (min. 46, Martins), Arriaga (min. 64, Juan), Thaylor; y Galán.

GOLES:

No hubo.

ÁRBITRO:

El Sr. Carlos Cordero García, del Comité castellano y leonés. Amonestó con tarjetas amarillas a Andy (min. 20), Nacho López (min. 30) y Ríos Reina (min. 78), entre los integrantes del combinado anfitrión; y a Gorosabel (min. 50) y Juan (min. 88), entre los hombres del técnico “txuribeltz” Asier Santana. Por otro lado, enseñó una cartulina amarilla al segundo entrenador del cuadro de los anfitriones, Gonzalo Colsa.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la ida de la eliminatoria de cuartos de final de la Copa de la Real Federación Española de Fútbol, cuyo escenario fue el Estadio Municipal de “El Toralín” de Ponferrada. La entrada registrada en los graderíos se debe considerar escasa (en comparación con las habituales del Campeonato de Liga regular).

                                                         Marcelino B. Taboada

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

1 Comment

  • Fernando Castedo 2 febrero, 2017

    Este equipito es de verguenza. Y no sabes lo que me duele decir esto, soluciones y coj…. Es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *