Morala pide al alcalde un cambio de políticas que palíe la despoblación creciente de Ponferrada

El alcalde no puede eludir su responsabilidad directa en la pérdida de habitantes de Ponferrada”.

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, recuerda que el Grupo Popular ha pedido insistentemente al equipo de gobierno que cambie las políticas económicas y fiscales del Ayuntamiento contrarias al crecimiento de la actividad y del empleo, y por ello, de la población. “Llevamos tiempo insistiendo en la conexión directa que tienen la actividad económica y la demografía en nuestra ciudad, frente a la política del alcalde de no cuidar la primera e ignorar los riesgos para la segunda”.

Que haya sido el alcalde el que se haya puesto a capitanear el plan estratégico para Ponferrada puede tener dos riesgos: el primero, que con la apatía que gastan, termine antes el mandato que el diseño de las medidas estratégicas más importantes; el segundo, que con su desconocimiento atroz de estas cuestiones, lo poco que haga en el Ayuntamiento vaya en el sentido contrario de lo que de verdad se necesita y se está haciendo en otros sitios”.

A diferencia del populismo que caracterizó a Olegario Ramón en la oposición municipal, nosotros no vamos a decir que esta sea una cuestión fácil, pero si que es una responsabilidad de los gobernantes locales que debe afrontarse con realismo y responsabilidad, dos cosas que las cifras evidencian que le faltan al alcalde en su gestión.

Si de verdad el alcalde fuese un experto en estas cuestiones sabría que frente a problemas tan graves y complejos como el de la pérdida de población es necesaria una batería de medidas distintas y complementarias que tratasen de cambiar la tendencia. Suponemos que el alcalde no distingue entre lo que los verdaderos expertos denominan medidas procíclicas y contracíclicas, pero evidentemente todas las que él impulsa van lamentablemente a favor del ciclo de la despoblación. Esto no es una apreciación subjetiva, sino una conclusión objetiva que dan las frías cifras de la pérdida de habitantes de Ponferrada en el tiempo de la responsabilidad de Olegario Ramón al frente del Ayuntamiento.

Subir los tributos municipales favorece que se vaya gente o que no venga a Ponferrada, no ayudar al crecimiento de la economía favorece que se pierdan habitantes, asistir impertérrito e incluso valorar bien los acuerdos que implican la pérdida de cientos de puestos de trabajo como sucedió en LM termina ocasionando pérdida de habitantes, no exigir a su Gobierno ayudas para la industrialización e infraestructuras termina costando habitantes. Si a ello se suman las nefastas políticas del Gobierno socialista nacional, como el cierre anticipado de las térmicas bercianas, tenemos este drama de la pérdida de población actual que se proyecta muy negativamente sobre el futuro inmediato dificultando la recuperación a quien tenga que gobernar después. Porque la dimensión peor de ese drama es que junto a la pérdida actual de habitantes se da un enorme envejecimiento y la salida de muchos jóvenes muy preparados para buscar su futuro en otros sitios diferentes a Ponferrada.

El proyecto municipal de Olegario Ramón frente a la despoblación demuestra que no puede ni siquiera considerarse un verdadero proyecto, sino dejar pasar los días sin una verdadera política pública contra la despoblación, sin imaginación, sin ideas, sin apoyos de otras administraciones que no busca o en el caso del Gobierno de España directamente se le deniegan. Se gobierna a golpe de inventiva, de ocurrencia, en la estrategia de la improvisación. Y claro, para frenar y revertir el descenso demográfico no llega.

En breve presentarán unos presupuestos que deberían ser instrumento útil para impulsar el aumento de población y revertir el envejecimiento. Aunque, en un nuevo y reiterado ejercicio de falta de trasparencia y de desprecio hacia la oposición que representa a miles de ponferradinos que nos han votado, ni se han dignado en facilitarnos un borrador del proyecto de presupuesto. Perdemos toda esperanza de democracia y trasparencia de este alcalde y de este gobierno fracasado según los criterios que ellos mismos se marcaron. Y tanta desidia, tanta indolencia, tanta apatía y tanta falta de imaginación lo pagaremos los ponferradinos durante años. Empezando por los que han tenido que salir de su tierra para buscarse el futuro en otro sitio. Para paliar estos efectos tan nocivos, Olegario ni está ni se le espera.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies