Última Hora

Gerardo Álvarez saluda por el día de El Bierzo 2018

Estimados bercianos, estimadas bercianas, nos disponemos a celebrar el día más señalado en el calendario para quienes hemos tenido la fortuna de nacer y vivir en esta tierra, incluso en la diáspora. Llega el 8 de septiembre, el Día de El Bierzo. Este será el último del presente mandato, antes de las elecciones municipales, que serán el punto de partida para una nueva composición en la corporación comarcal que he tenido el honor de presidir desde el 13 de julio de 2015. Un cargo en el que he aprendido mucho y que emocionalmente ha significado tanto para mí. Siempre me sentiré honrado de haber presidido El Bierzo, mi tierra, nuestra tierra.

Han sido, están siendo, unos años de intenso trabajo en el que, a nivel personal, he descubierto la gran labor que desarrolla esta institución y la injusticia con la que, a veces, es tratada. En ocasiones por las administraciones, superiores e inferiores, y otras incluso por la propia ciudadanía berciana, desconocedora de los servicios tan importantes que se prestan desde la sede del Edificio Minero. Sede que, por cierto, es una de esas injusticias y que denuncié en mi primer año como presidente; una reivindicación que, lamentablemente, repetiré en este año 2018.

El Consejo Comarcal, la institución que representa a El Bierzo, no tiene sede propia y desarrolla su labor en oficinas carentes en algunos casos de las condiciones necesarias no solo para los trabajadores y las trabajadoras de nuestra institución, sino para ofrecer un servicio digno y con garantías a colectivos tan sensibles como menores en situación de riesgo y sus familias. La atención en formación y empleo se presta en oficinas con barreras arquitectónicas insalvables para personas con movilidad reducida. Incluso, es una institución que carece de algo tan básico como un salón adecuado para celebrar los plenos.

Este equipo trabajó con ilusión y mucho esfuerzo para solventar estos problemas pero ninguna opción de las aportadas, que de verdad solucionaran los problemas actuales de nuestra institución, gustó a otros colectivos, y, por qué no decirlo, a la administración que nutre principalmente nuestras arcas, la Junta de Castilla y León. Un ejemplo más de la falta de empatía y solidaridad que sufre la sociedad en la que vivimos.

La realidad es que todos los problemas que aquejan a esta institución radican en un sistema de financiación que es una trampa y que frenan casi cualquier iniciativa. El Consejo Comarcal sigue existiendo gracias a subvenciones recibidas principalmente por parte de la Junta de Castilla y León y, en menor medida, de la Diputación de León. En el caso de la Junta de Castilla y León, seguimos pendientes de la firma de un Convenio Marco de Colaboración, que concluyó en 2013 y aún, a fecha de hoy, sigue sin firmarse. Eso sí, el equipo de gobierno formado por el PSOE y Coalición por El Bierzo hemos trabajado intensamente en la elaboración de un nuevo Convenio, que esperamos se pueda firmar antes de finalizar el año, para dejar el camino recorrido a quien, a partir de julio de 2019, lleve las riendas de la institución comarcal. Sería uno de los grandes objetivos cumplidos.

Estos cuatro años han sido intensos y han supuesto un enorme trabajo para dar pequeños pasos para conseguir que el Consejo Comarcal ocupe el lugar que se merece. Celebramos en el año 2016 el vigésimo quinto aniversario de la Ley de la Comarca; hemos renovado la imagen de marca y los portales web; instauramos el sistema de firma electrónica; hemos mantenido, consolidado y ampliado servicios; hemos creado exitosas campañas de promoción turística, consolidado nuestra presencia en los consorcios de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses y del Ponfeblino; hemos liderado las principales reivindicaciones en la lucha por la igualdad de género y para defender nuestro empleo, etc. Y lo más importante, las puertas de la institución han estado abiertas para escuchar y acoger a las gentes de El Bierzo, para tratar de solventar, en la medida de nuestras posibilidades, sus problemas. De eso se trata.

Quedan proyectos ilusionantes en los que trabajamos y que muy pronto darán la luz. Antes os hablaba del Convenio Marco de Colaboración con la Junta, pero también están la creación del Parque Micológico Berciano, así como un Catálogo Interactivo de Suelo Industrial de nuestra comarca, en colaboración con los ayuntamientos, para tratar de atraer a empresas que quieran instalarse en ella.

Siempre hay nuevos retos, nuevas ilusiones. Y no pararemos de trabajar en ellos, en ellas, hasta el último minuto. Os deseo, de corazón, que nunca perdáis esas ganas de mejorar y de luchar por esta tierra. Podremos ganar o perder, pero si no lo intentamos, perderemos fijo. Y eso sí que está claro que no nos lo podemos permitir.

¡Feliz Día de El Bierzo!

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies