La Coordinadora de Plataformas en Defensa de la Sanidad apoya al movimiento de pensionistas

Desde la Coordinadora de Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública de Castilla y León,  quieren expresar su pleno apoyo a las reivindicaciones del movimiento en defensa de un sistema de pensiones digno y de carácter público.

El sistema de pensiones público, al igual que el Sistema Sanitario Público, son espacios en los que se expresan de forma cruda y antihumana la avaricia y el afán de enriquecimiento de las entidades financieras, a costa del sufrimiento y pérdida de calidad de vida de la gente del común.

Los sistemas de pensiones públicos, así como el sistema de educación público o el sistema sanitario público, entre otros, forman parte de los avances sociales que se consiguieron, en base a la lucha popular, a lo largo del siglo XX. Ese conjunto de cuestiones que conforman lo que se ha venido en llamar el Estado de bienestar, supuso un elemento clave en el desarrollo y cohesión social, un paso adelante en la civilización. Su permanencia durante muchas décadas, tuvo una expresión clara en la mejoría constante de todo un conjunto de indicadores objetivos de bienestar social: Aumento de la esperanza de vida, descenso de la tasa de mortalidad infantil y de enfermedades prevenibles, aumento de las tasas de escolarización y en general del nivel de estudios de la población… Nadie cuestionaba la utilidad ni la viabilidad de los servicios públicos, porque era evidente que sobre su existencia se había impulsado el desarrollo social y la calidad de vida.

La aparición de las políticas neoliberales en los años setenta del pasado siglo, vinculadas a los sectores más reaccionarios del capitalismo internacional, empezaron a cuestionar, de forma interesada y manipuladora, la viabilidad de los servicios públicos, muy especialmente pensiones y sistema sanitario, con la finalidad de abrir procesos, que se demostraron absolutamente traumáticos e ineficaces, de privatización.

Esa ofensiva de fondo ha tenido diversas oleadas a lo largo del tiempo y hoy y aquí, estamos sufriendo una nueva, de forma descarnada.

No hay alternativa para la vida, a partir de la jubilación, que un sistema de pensiones dignas. Y no hay mas alternativa para un sistema de pensiones digno, que un sistema de pensiones publico y garantizado por el Estado. Las experiencias de sistemas de pensiones privados han sido un auténtico fiasco, un gran timo a la población, como tantos otros que vienen de las entidades financieras privadas (preferentes, hipotecas…)

Los gobiernos, las administraciones, sobre esas bases conceptuales, absolutamente indiscutibles desde la perspectiva de la gente del común, lo que tienen que hacer es ponerse a trabajar para que ello se materialice.

No tienen ningún problema en transferir decenas, centenares de miles de millones de euros de los recursos públicos al sector privado, especialmente al financiero. Pues ahí es donde deberían evaluar las utilidades de tales operaciones para el conjunto de la sociedad, que por supuesto son inexistentes. Eso es lo que no es sostenible, ni viable.

Un gobierno que no es capaz de garantizar el sector público, es decir lo que es de todas y todos; y que solo ampara a las grandes compañías privadas, es decir a muy pocos, no merece sobrevivir.

Por un sistema de pensiones público y de calidad

Adelante con vuestra lucha que también es la nuestra.

Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies