La Deportiva venció, por la mínima, superando a sus contrarios en la primera mitad y pidiendo la hora en los compases finales del “derby” de Los Ancares

Ambos equipos se jugaban bastante en el tradicional choque de rivalidad y de proximidad: mientras que los bercianos – ganando – saldrían momentáneamente de los puestos de descenso, sus adversarios no podían distanciarse demasiado de los lugares que marcan las opciones de disputar el “play off” de ascenso a la máxima categoría.

FOTOGALERÍA COMPLETA AQUÍ

Fotos: Fabián Márquez

ponfe lugo 15 16-37

Y la competencia y una cierta igualdad fue la nota predominante en el global, si bien lo mejor corrió del lado de los locales en el período inicial.
El intervalo de comienzo, y casi durante todo el intervalo hasta el intermedio, mostró a los anfitriones con un ostensible coraje y ganas de superar a sus contrincantes (consiguiéndolo en muchos momentos).
En el minuto 5 se inauguraba la serie de oportunidades por el bando blanquiazul: el tinerfeño Acorán remató y su envío encontró el cuerpo de Dealbert, yéndose fuera (a saque de esquina).
En el minuto 7 nuevamente el extremo canario Acorán efectuó una hábil maniobra, avanzó hacia el área lucense, abriendo al flanco izquierdo hacia el joven balcánico Djordjevic. Este mandó un disparo al primer palo del cancerbero Roberto que, bien situado, atajó la pelota.
El C. D. Lugo se sentía desbordado y trataba de imponer su estilo de juego, a base de toque y combinaciones largas, sin un resultado apreciable.
En el minuto 18 el mediocentro canario Iriome, en lo que sería una ocasión a referir de los foráneos, recibió un balón “en largo” de ‘Pita como punto final a una combinación muy elaborada. Su definición no dio fruto ya que el cuero fue rechazado por el guardameta navarro Santamaría, sirviéndose de su pie.
Y, transcurriendo el minuto 21, los lugueses llegarían a las inmediaciones del portal de la “Ponfe”. Esta vez la conducción aprovechó la banda izquierda del ataque. El centro del gran capitán Manu fue “tocado” con intención por F. Seoane, colocado en el primer palo. A su servicio no pudo acceder Joselu ni ningún otro compañero.
A partir del meridiano de este tiempo de principio semejó establecerse una tregua y el ritmo perdió viveza y dinamismo. Aunque ello no ocupó excesivo espacio temporal.

ponfe lugo 15 16-28
En el minuto 33 se produjo una situación, que debió convertirse en el tanto que alterara el luminoso con el primer tanto: el granadino “muñequero” Andy botó una falta con buen tino y con su pierna diestra, el consiguiente despeje de David Ferreiro fue algo defectuoso y el esférico fue a poder de Antonio Raíllo. El defensa central, hallándose cómodamente en el área pequeña, ensayó un lanzamiento desviado (con la grada cantando ya el gol).
En el minuto 35 el salvador Dealbert fue capaz de rechazar “in extremis”, y sobre la misma línea de entrada a portería, un testerazo de Berrocal (que había arrebatado un balón aéreo al arquero chantadino Roberto).
En el minuto 37, producto de la insistencia, el electrónico se movería gracias al centrocampista suizo-kosovar Basha. Se internó y dirigió al area de los visitantes y, desde la frontal aproximadamente, mandó un fuerte chut que se introdujo en las mallas.
En el minuto 39, el lateral zurdo Manu proporcionó una pelota para conectar de cabeza por Joselu. Este lo hizo mas sin acierto alguno.
En definitiva, los ponferradinos demostraron, hasta el ecuador de la confrontación deportiva, unas mejores prestaciones en casi todos los aspectos.
Tras el paso por los vestuarios y el preceptivo descanso, no mudarían “las tornas”. Continuaban, pues, los dos contendientes con idéntico guión asignado.
En el minuto 49 un tiro de Andy, con la derecha, se fue fuera (a la izquierda del marco de Roberto).
En el minuto 54 el cuadro  dirigido por el tándem Vega-Nistal intentó aumentar la distancia. El ex-merengue Sergio Aguza probó con su diestra sin obtener el fruto apetecido. En cambio, en el minuto 56, se reiteró Aguza: en una pugna en el interior del área con el defensor canterano Álvaro Lemos, este se apoyó visiblemente en su hombro. El colegiado señaló la pena máxima. Y la ejecución fue perfecta, puesto que el mismo Aguza esperó pacientemente la decisión del meta de sus oponentes y logró la diana por el centro de la portería.
Antes de que se sobrepasara el ecuador de esta parte de la conclusión, el técnico de los gallegos – José Durán – ordenó tres relevos casi simultáneos de potencialidad ofensiva. Y ello se evidenciaría claramente con el discurrir del juego de los suyos.
En el minuto 72 el delantero David Ferreiro progresó por la parcela izquierda, regateó a su par y lanzó en la búsqueda del primer palo. El portero Santamaría, con una intervención oportuna, conjuró el notorio peligro que se cernía para sus dominios.
Los lugueses demostraban ya su apuesta por un control y asedio a la retaguardia de los deportivistas. Y, ante esta pretensión, no tardaría en alcanzar algo positivo.
En el minuto 75 acaeció lo que cabe considerar como un “golazo” del aludido anteriormente David Ferreiro. En un impreciso despeje en la zaga de los de El Bierzo, Jonathan Pereira remitió el cuero al área, este fue capturado por el mentado D. Ferreiro que, desde el justo punto fijado en el ángulo derecho del área, tiró hacia adentro y con la orientación del segundo palo (donde al meta de los rivales le es prácticamente imposible estirarse).
En el minuto 79, en forma de leve reacción, se creó una estupenda jugada merced a Sergio Aguza. Este dribló y se desembarazó de Fernando Seoane y pasó el esférico al burgalés Álvaro Antón. Este enviaría un centro, destinado a Djordjevic, que clausuraría su mala racha con un disparo flojo y sin apenas riesgo, desde el punto que señaliza los 11 metros.

ponfe lugo 15 16-16
No obstante, los de la ciudad del Santísimo Sacramento alcanzarían a crear dos lances, protagonizados por el ariete argentino Pablo Caballero, casi inmejorables en sus características a fin de establecer “las tablas”. En las dos la pelota se marcharía cerca de un poste del marco de Santamaría. Una auténtica mala fortuna, simplemente.
En la fase de conclusión del partido, el internacional montenegrino Djordjevic pudo ejecutar la sentencia. En una jugada personal, pillando a contrapié a los zagueros rojiblancos, no cedió el balón al objeto de que el “desmarcado” Aguza clarificara decisivamente la victoria.
ALINEACIONES:
S. D. PONFERRADINA:
Santamaría; Adán, Alán, A. Raíllo, Camille (min. 83, Casado); Andy, Basha (min. 78, Álvaro Antón); Acorán, Berrocal (min. 70, Jonathan Ruiz), S. Aguza; y Djordjevic.
C. D. LUGO:
Roberto Rodríguez; Álvaro Lemos, Dealbert, Carlos Hernández, Manu (min. 63, J. Pereira); Fernando Seoane, C. Pita; Campillo, Iriome (min. 64, P. Caballero), David Ferreiro; y Joselu (min. 64, Sergio Marcos).
GOLES: 1-0 (Vullnet Basha, 37′), 2-0 (Aguza, 56′), 2-1 (D. Ferreiro, 75′).
ÁRBITRO:
El Sr. Guillermo Cuadra Fernández, del Comité balear. Amonestó con tarjetas amarillas a Andy (min. 15) y A. Gurdiel (min. 92), en el conjunto deportivista; y a Manu (min. 30), Álvaro Lemos (min. 54) y Carlos Hernández (min. 77), por la escuadra hoy “negrilla”.
INCIDENCIAS:
Buena entrada la registrada, esta tarde, en el Estadio “El Toralín” de Ponferrada. Ambiente y temperatura agradables. El recuento facilitado indica la asistencia de unos 6.246 aficionados, animosos en su mayoría.

Marcelino B. Taboada

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies