28 noviembre, 2022
Bierzo Nacional Provincia

La DGT inicia una campaña de control de distracciones al volante, con especial incidencia en el uso del móvil

Hasta el 13 de septiembre los agentes vigilarán también que los conductores no manipulan el navegador u otros dispositivos mientras conducen

La Dirección General de Tráfico (DGT) inicia hoy miércoles día 7 de septiembre hasta el martes 13 una campaña específica de vigilancia de las distracciones en la conducción, especialmente para controlar el uso del teléfono móvil, factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes y equiparable a la conducción con excesos de alcohol cuando el conductor habla por el teléfono.

Además de controlar el mal uso del teléfono móvil durante la conducción e informarles de la infracción que estaban cometiendo, los agentes también vigilarán que los conductores no manipularan el navegador u otros dispositivos mientras conducían, distracción equiparable a hablar por el teléfono móvil, o que no usaran auriculares durante la conducción.

En León, el subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, y el voluntario de ASPAYM, Juan Aguado, presentaron la Campaña.

Durante la campaña de 2021, 1.335 conductores fueron denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por cometer alguna distracción durante su conducción. Se controlaron 43.128 vehículos de todo tipo (turismos, motos, furgonetas, camiones, autobuses…) y se formularon 1.344 denuncias.

En esta campaña participan, además de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, policías locales y policías europeos de tráfico, ya que la actuación se enmarca en la Operation Focus on the Road, que desarrolla en el marco europeo de la asociación RoadPol (European Roads Policing Network).

Uno de los principales motivos que genera la distracción del conductor es la utilización del teléfono móvil durante la conducción. Un conductor que habla mientras conduce pierde la capacidad de mantener una velocidad constante, no guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante y el tiempo de reacción aumenta considerablemente (entre medio y dos segundos, en función de los reflejos del conductor).

Además, a mayor velocidad mayor riesgo de que una distracción provoque un accidente: a 120 km/h, en 3 segundos, se recorrerá una distancia superior a la de un campo de fútbol. Las distracciones provocan accidentes por salida de la vía, choques con el vehículo precedente o atropellos que pueden tener desenlaces fatales.

Por todo esto, la DGT hace de nuevo un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos (conductores o no) para:

Desconectar el móvil sin manos libres mientras se conduce.
Los ‘manos libres’ son los únicos permitidos aunque tampoco están exentos de riesgos: distracciones, señales que no se ven, mayor tiempo de reacción, maniobras sin señalizar, etc.

Disuadir a los conductores de llamar o coger el móvil mientras se conduce.
Como peatones, entender que el móvil también nos hace caminar ajenos a los riesgos viales cuando vamos abstraídos en una conversación.
Pero además del uso del móvil, es importante tener en cuenta otros factores que provocan distracciones como pueden ser, entre otros, fumar mientras se conduce, que multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente; el sueño y la fatiga, factores de riesgo desconocidos pero que concurren en la accidentalidad vial; o el uso de navegadores durante la conducción.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales