5 diciembre, 2022
Bierzo

El PSOE exige en la Diputación que el Gobierno paralice la supresión de trenes en los pueblos

Joaquín Llamas, diputado provincial y alcalde de Villarejo: “Rechazamos de plano que el servicio ferroviario de alta velocidad se confronte con un servicio digno, útil y suficiente para todos los núcleos rurales, para los que este servicio de transporte es absolutamente esencial”

El Grupo Socialista en la Diputación de León ha presentado este lunes una moción contra la modificación de horarios y la supresión de parada de transporte ferroviario en la provincia. El PSOE reclama a la institución provincial que exija al Gobierno de España, al Ministerio de Fomento, a la Junta y a Renfe “que se paralice de manera inmediata la reestructuración aplicada y se abstengan de promover nuevas modificaciones que supriman, recorten o varíen los actuales servicios ferroviarios que presta en la provincia de León, especialmente en los municipios de menos de 20.000 habitantes”.

El escrito pide que antes de tomar cualquier determinación al respecto “se justifiquen, informen y consensúen adecuadamente con las zonas afectadas y los agentes sociales”. Los socialistas también incluyen en su petición que se repongan, “en las estaciones y apeaderos de la provincia de León, todos los servicios y paradas suprimidos en los últimos años, consensuando con los alcaldes y agentes sociales la procedencia de las alternativas y soluciones para aplicar en la mejor reorganización de los servicios”.

El Grupo Socialista también reclama de la Diputación que manifieste su posición contraria “a la supresión de servicios de transporte ferroviario de viajeros de media distancia prestados sobre la red convencional en la provincia de León”. Igualmente, la moción solicita que, con carácter prioritario, “prevalezcan siempre los intereses sociales a los económicos en la aplicación de cualquier tipo de recorte”.

“Rechazamos de plano que el servicio ferroviario de alta velocidad de la línea León-Palencia-Valladolid-Madrid, o el futuro de León-Asturias, se confronte con un servicio digno, útil y suficiente para todos los núcleos rurales, para los que este servicio de transporte es absolutamente esencial”, ha señalado en el diputado provincial y alcalde de Villarejo de Órbigo, Joaquín Llamas, cuyo municipio celebró este sábado una manifestación que se sumó a la desarrollada días atrás en Brañuelas y que este viernes llevarán a la capital leonesa.

Llamas criticó que ahora se presente como “falsa solución” la dotación de autobuses ya que los pueblos, “también queremos llegar al AVE, porque no somos ciudadanos de segunda y lo que para los demás es un derecho también debe serlo para nosotros”.

El PSOE recuerda que en 2013 la supresión de trenes y paradas en numerosos núcleos rurales de la provincia ya provocó la condena institucional “explícita y unánime” de la Diputación. “Sólo año y medio después la empresa pública Renfe Operadora anuncia la imposición de nuevos recortes en servicios, horarios y paradas que afectarán de manera gravísima a importantes núcleos rurales de población”, indica la moción en su exposición de motivos.

“Con la falsa excusa de conectar de manera más directa a dos ciudades de la provincia, como son Ponferrada y Astorga, con la capital de España aprovechando la conexión desde septiembre de este año de León con Madrid a través de trenes AVE, la compañía ferroviaria, con la anuencia del Ministerio de Fomento, impone ahora una nueva reestructuración ferroviaria”, explica Llamas.

Los socialista reprochan que, “sin diálogo ni consenso alguno con los municipios afectados o los sindicatos, Renfe Operadora ha adoptado la decisión de adelantar el tren tipo Alvia que salía dirección León y Madrid a las 6,50 horas, prestando con sus paradas un servicio esencial a los habitantes de todas las poblaciones intermedias”. Esta modificación supondrá que el Alvia salga ahora a las 6,16 horas y deje de realizar aquellas paradas al menos en los municipios de Congosto, Bembibre, Villagatón-Brañuelas, Magaz de Cepeda y Villarejo de Órbigo, “con la justificación de que de este modo se ahorrará tiempo para la llegada de los viajeros de Ponferrada y Astorga a Madrid en AVE”.

La moción del PSOE alega, que, según la información oficial de la propia compañía, “lo cierto es que la duración del trayecto a Madrid pasará a ser con esta medida de 3 horas y 59 minutos, cuando en la actualidad el viaje a la capital de España con llegada a la estación de Chamartín se realiza en 4 horas y 7 minutos; o lo que es lo mismo, el ahorro de tiempo se cifra tan sólo en 8 minutos”. A jucio de los socialistas, al grave perjuicio de que el Alvia no recoja pasajeros de los municipios mencionados, “se suma el hecho de que por las poblaciones que acogen las estaciones de ferrocarril ese tren pasará, sin detenerse, a una velocidad que se cifra en 155 kilómetros por hora, con el evidente riesgo que esto supone en núcleos urbanos plenamente integrados con la vía férrea”.

Por último, el PSOE también denuncia que todos los municipios afectados “han constatado desde hace meses e incluso algunos años que la compañía Renfe rehúye cobrar el billete de los usuarios que acceden al tren en estas estaciones rurales, con el perverso objetivo de que no se consigne de manera oficial el uso real que sus habitantes hacen de este servicio y acumular falsas estadísticas que justifiquen la supresión de servicios y paradas”.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *