Unos 40 ponferradinos se interesan por la pedagogía adaptada a las altas capacidades en la UNED

La psicóloga Fátima Martí Cardenal en la sede de la UNED de Ponferrada el 28 de junio de 2018.

La psicóloga madrileña Fátima Martí Cardenal, de la asociación ARCA, impartió este jueves un curso en las instalaciones de la UNED de Ponferrada titulado «Medidas de atención a la diversidad para alumnado de altas capacidades». La clase magistral, que duró tres horas y que contó con una asistencia de unas 40 personas presenciales (a lo que hay que sumar la atención on-line a la emisión de la lección), versó sobre los retos pedagógicos que han de abordar los profesionales de la educación a la hora dictaminar cuándo un niño o una niña han de recibir una atención adaptada debido a sus capacidades por encima de la media y cómo articular programáticamente esta situación en un sistema orientado a la inclusión.

Provista de una oratoria sencilla y directa a la par que profesional, Fátima Martí congregó este jueves a varias decenas de bercianos en una jornada de formación sobre una problemática pedagógica en torno a la cual, aseguró, hay construidos muchos mitos. Los alumnos con altas capacidades, quienes vulgarmente se conocen como «superdotados», son aquellas personas pertenecientes al grupo de las que obtienen puntuaciones extraordinariamente altas en los llamados test de inteligencia; colectivo, según los psicólogos, en el que se encontraría un 2% de la población.

Este es un dato que marca uno de los primeros y más llamativos desbarajustes que charlas y cursos como el de Martí y la asociación a la que pertenece aspiran a erradicar, pues aunque ese porcentaje no sea más que una cifra aproximativa, en España hay un problema a la hora de identificar a estas personas (y, en consecuencia, a la hora de proporcionarles una adaptación pedagógica), tal y como queda demostrado al sólo dictaminarse como perteneciente al grupo de altas capacidades un 0’20% del alumnado (es decir: no más de 1 de cada 10 de los teóricamente existentes). Según Martí Cardenal, en la comunidad autónoma, esta falta de correspondencia sería menor que en general, pero con solamente unos 700 jóvenes identificados como pertenecientes al grupo de altas capacidades, el sistema educativo de la JCyL habría conseguido identificar, como mucho, no más que al 8% de los casos existentes en las nueve provincias gobernadas desde Valladolid. El sesgo por sexos en esta entidad autonómica sería (como lo es en general) muy fuerte, siendo la ocultación entre las niñas muchísimo mayor que entre sus coetáneos varones.

En lo relativo a legislación, la psicóloga madrileña, que calificó la normativa de la JCyL como una de las que más énfasis ponen en la indudable importancia de la creatividad en las distintas áreas, destacó que, al contrario de como ocurre en otras comunidades autónomas, aquí sí se le da el valor debido a dicha competencia como factor decisivo a la hora de hablar de «alto rendimiento» y que ademas la normativa en CyL es de las pocas que van en línea de quienes consideran que las altas capacidades pueden darse en un área o varias en particular y no necesariamente en promedio según qué individuos. «Lo entienden fenomenal», dijo en referencia al legislador cylense.

El sesgo por sexos en la identificación no es natural, sino que viene determinado socialmente. La conferenciante, que recibió no pocas felicitaciones del público asistente por su prodigioso verbo, fue capaz de trenzar en su discurso elementos teóricos con casos prácticos e incluso ejemplos que atribuyó al bagaje personal y profesional de más de 15 años, como cuando ilustró perfectamente los problemas de esos mitos y de ese sesgo por sexo al hablar de un caso concreto: el de una pareja de mellizos donde los progenitores no percibieron en la niña (pero sí en el revoltoso varón) su naturaleza individual dotada de altas capacidades porque no se portaba mal. Es muchas veces más difícil identificar individuos con AA. CC. cuando hay cierto acomodo a las normas de conducta pues existe un mito de las altas capacidades que las identifica con un comportamiento inadaptado, pero además los datos arrojan que, entre las mujeres, la ocultación es mayor.

Las propuestas de intervención de asociaciones como ARCA parten, como no podía ser de otra manera, de la convicción de que ha de intervenirse «en la parte derecha de la gráfica» (en referencia a la típica representación de la distribución de población, en la que las personas con altas capacidades se agrupan en esa parte) al igual que en la parte izquierda o en el centro como un pilar más de cualquier modelo inclusivo. Asociaciones como las de Fátima Martí señalan la necesidad de un proceso de enseñanza-aprendizaje adaptado capaz de cumplir con los derechos de esta parte del alumnado cuya peculiaridad, las altas capacidades, además permanece muchas veces oculta por falta de herramientas o formación de un profesorado que, por tanto, está lejos, en la inmensa mayoría de los casos, de ser capaz de potenciar y actualizar su óptimo rendir. Con su labor en Madrid, ARCA busca proveer en lo inmediato de programas de enriquecimiento a aquellas familias que lo requieren, aunque, paradójicamente, el objetivo a medio plazo se, según Martí, que exista una adaptación curricular en la escuela normal y no se tenga que recurrir a actividades extracurriculares como las que su asociación organiza; por lo que su labor de formación del profesorado es esencial a medio y largo plazo.

La mesa del curso, con Teresa Barco a la derecha, en el momento de la presentación de Fátima Martí (izquierda) en Ponferrada por parte del director de la UNED (centro).

Las Altas Capacidades en El Bierzo
El curso de hoy, celebrado en las instalaciones de la UNED, se trataba de una actividad impulsada por la asociación sin ánimo de lucro aulaReCrea, la cual aspira a importar a la comarca el afán y el espíritu con el que Fátima Martí trabaja en la capital del estado. Su portavoz, Teresa Barco, creó esta asociación el presente año 2018. Esta era la segunda actividad que realizan y que se suma una jornada de formación del profesorado en un centro concertado de Ponferrada. Su objetivo es organizar actividades en línea con las de Arca en Madrid y para ello cuentan ya con el apoyo de el colegio Espírtu Sánto, que, aseguran, les cederá el uso de sus aulas, y con cuya orientadora educativa, señala, existe plena sintonía.

Teresa Barco entró en contacto con las actividades extracurriculares de Arca en Madrid y, en El Bierzo, sus actividades arrancarán siendo un calco de las de aquella. Entre las propuestas de contenidos para el próximo curso 2018/19, que es cuando esperan ponerlas en marcha, los interesados podrán encontrar talleres de ilustración, cómic o diseño en tres dimensiones (3D); escritura creativa, matemáticas, laboratorio científico, programación y robótica. La asociación espera (según dijo el cónyuge de Barco) contar con una página web próximamente y, mientras tanto, tiene abiertas ya dos vías de contacto: en el número de teléfono 629331528 y en el correo electrónico info@aularecrea.es

Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies