Última Hora

El C. B. Bembibre P. D. M. se impuso finalmente, en un derbi muy disputado, al C. D. Zamarat.

Se trataba, a priori, de un choque en el que ambos contendientes se jugaban mucho, incluso la tranquilidad de dejar la amenaza del descenso casi definitivamente aparcada (por lo que resta de Campeonato).

Además, el enfrentamiento deportivo ya es una cita tradicional entre dos conjuntos parejos y que se distribuyen victorias y fracasos, dependiendo de las Temporadas.

Las bercianas se llevaron el triunfo gracias a su mejor resistencia y fortaleza en las postrimerías de la confrontación, momentos en los que se evidenciaron algunos fallos e imprecisiones – debidos a los nervios y la precipitación de las zamoranas – que las condenarían a la derrota final.

El inicio de la contienda se reveló halagüeño para las locales, merced a un enceste triple de Edwards (un referente y baluarte casi indispensable de las anfitrionas). Reaccionaban, sin embargo, sus contrarias y establecían entonces su supremacía (fundamentalmente con las buenas prestaciones mostradas por Gastaminza): 5-9. Y, a continuación, la aportación en ataque de Pocek consolidaría tal situación: 8-12.

No obstante, las bembibrenses – amparadas por su fiel y animosa afición – recortarían la distancia y, después de una canasta en los últimos segundos de la pívot norteamericana Banks, acabarían este acto en franquicia: 17-15.

Y así proseguiría, de principio, el rumbo para las anfitrionas en el siguiente cuarto. Pero, tras un triple de la capitana canaria “Monty que situaba el electrónico con un resultado de 24 a 21, las jugadores del Quesos El Pastor se pondrían por delante con un acierto de dos de la navarra Amaya Gastaminza (24-25). A partir de aquí y, una vez que la “rojilla” Itziar Germán anotara un tiro de tres (29-25) variando los registros, las foráneas intensificarían su labor defensiva y terminarían la primera mitad con una ligera diferencia de 3 puntos en su casillero (los mismos que materializaba en la última intervención exitosa de la escolta Breedlove, que colocaría el 31-34 antes de encarar los vestuarios).

Una vez retornadas de la consabida pausa del descanso, las “rojillas” completaban un intervalo en el que serían las únicas que alterarían el tanteador. En 4 minutos, sus oponentes no serían capaces de sumar en el electrónico. Y, de este modo, bajo la dirección inteligente de Edwards y Vega Gimeno alcanzarían a consolidar una cierta distancia: 43-34. Mas esta tesitura no podía durar demasiado, ya que sus rivales se conjuraron para introducirse otra vez en liza. Un lanzamiento de tres efectivo de Breedlove, entre otras acciones, apretaba totalmente el marcador aunque un tiro exterior de “Monty”, por otra parte, volvería a avanzar a las discípulas de Fran García. En esta coyuntura se produjo alguna acción similar a un correcalles, enmendada mediante el logro de un triple por Breedlove y un par de canastas de dos, bien distribuidas: de la mano de Richards y Montenegro, respectivamente. Y “las espadas seguían en alto” para el período decisivo.

En el lapso que clausuraría el emocionante acontecimiento baloncestístico, ambos equipos intentarían ganar con sendas estrategias, variadas en su concepto. Las chicas del Bierzo Alto mantenían una apreciable constancia y, por su lado, sus contrincantes buscarían imprimir un ritmo levemente acelerado (en el que el juego se tornara un poco más descontrolado). Y, en esta disyuntiva, la suerte y el mejor hacer se decantarían hacia las que supieron controlar – con mayor serenidad – el decurso de la competencia. Las de la Villa del Boeza, como constatación del fruto que comportaban unos avances eficaces y oportunos, se irían en el electrónico de 7 puntos (56-49). Ante esta ya urgencia definitiva, las jugadoras preparadas por Lucas Fernández procuraron plantear una táctica ofensiva adecuada y servirse a tal fin de su elemento más fiable: Richards. En cambio, era Lyra la única que recortaría la desventaja: 56-51. Mas, a renglón seguido y sin descomponerse, eran las que protagonizaban las jugadas reposadas quienes volverían a incrementar su registro: 63-52, a apenas dos minutos de la conclusión.

Las de la ciudad del Duero no daban todavía nada por perdido, a pesar de que ya les era prácticamente imposible remontar: y así sucedió, computándose una sola canasta y, en concreto, desde más allá de la línea de 6,25 m. y gracias a la base organizadora: Starr Breedlove.

En resumen, las de Bembibre se hallan virtualmente libres de cualquier riesgo de pérdida de categoría. Y sus oponentes de ayer, en un sentido adverso, todavía han de neutralizar tal potencial peligro.

FICHA TÉCNICA:

EMBUTIDOS PAJARIEL C. B. BEMBIBRE P. D. M. (63):

Dragana Svitlica (1), Aleksandra Stanacev (2), Brianna Jh. Banks (15), Vega Gimeno (5), Ariel Joy Edwards (16) – quinteto de salida -, Rita E. Montenegro (14), Itziar Germán (8) y Ekaterina Fedorenkova (2).

C. B. QUESOS EL PASTOR DE LA POLVOROSA DE ZAMORA (55):

Isabela R. Lyra (11), Amaya Gastaminza (11), Katerina Bartonova (2), Nina Bogicevic (4), Ana Pocek (3) – cinco de salida -, Starr R. Breedlove (10), Marina Delgado (2), Ijeoma F. Uchendu (-) y Shereesha N. Richards (12).

PARCIALES:

1er. C (17-15), 2º C (14-19) ̶ 31-34 en el intermedio ̶ , 3er. C (19-13), 4º C (13-8).

LA M. V. P.:

Correspondió este título a la veterana grancanaria R. Esther Montenegro (14 puntos en su haber, también acreditando 14 rebotes capturados y 3 asistencias prestadas, consolidando así 24 créditos de valoración).

OTRAS DESTACADAS:

En el bando ganador, se debe resaltar su máximo exponente de regularidad: la ala-pívot “Joy” Edwards (16 puntos en su casilla particular y 7 rebotes aprehendidos y una asistencia servida, lo que la hace acreedora a 19 puntos en su evaluación global). En el otro campo “naranja” (hoy albo) cabe reseñar la contribución de Amaya Gastaminza (que sumó 12 puntos, en cuanto a su cifra individual en lanzamientos, recogiendo además 8 rebotes, por lo que le correspondieron 14 puntos en su calificación total). Y asimismo, con un menor mérito relativo, conviene mencionar a la más efectiva de las visitantes: Natasha Richards, con 12 puntos contabilizados durante su participación.

ÁRBITROS:

Los Sres. Juan Fr. González Cuervo y Carlos Gallego Rodríguez.

INCIDENCIAS:

Partido de la XX Jornada de la Liga Femenina nacional de baloncesto, cuyo escenario fue el Pabellón “Bembibre Arena”. En los graderíos se registró una buena y hasta colorida entrada carnavalera, conforme a lo que ya viene constituyéndose en habitual (de afluencia de espectadores).

                                                           Marcelino B. Taboada

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies