Última Hora

Gestión de una crisis sin precedentes, por Olegario Ramón

El pasado día once de marzo, hace apenas veinte días, saltaban todas las alarmas. A primera hora de la mañana acudí a una consulta en el recinto hospitalario y ya algunos médicos amigos me trasladaron una gran preocupación por la posible evolución del coronavirus. Ese mismo día reunimos un gabinete de urgencia en el propio Ayuntamiento y solicitamos toda la información y consejo al equipo médico que estaba haciendo frente a la situación en nuestra Área Sanitaria.  Ese mismo miércoles fui convocado a una reunión de urgencia en Valladolid, en la que a mí y al resto de asistentes se nos dio traslado, por parte de las autoridades autonómicas y del Delegado del Gobierno en Castilla y León, de una situación altísimamente preocupante, que preveía una crisis sanitaria sin precedentes en las últimas décadas.

Desde el Ayuntamiento optamos por tomar todo tipo de medidas preventivas, siguiendo estrictamente todas las peticiones que nos hacían las autoridades sanitarias. Adoptamos medidas drásticas desde el inicio entendiendo que un exceso de medidas se disculparía siempre mejor que el haber sido tímidos en la toma de decisiones de protección a la población. Activamos el Plan de Emergencias Municipal y comenzamos a trabajar coordinadamente un grupo de personas, pertenecientes a varias áreas del propio Ayuntamiento, que llevamos actuando y tomando decisiones desde el inicio de esta crisis.

Todas las medidas que adoptamos (cierre de todos los centros municipales, cierre del transporte público, eliminación de la zona azul, cierre de terrazas y veladores, petición de cierre de establecimientos públicos, etc.) iban en la buena línea y, así,  ese mismo fin de semana el propio Gobierno Central decretó el Estado de Alarma, con grandes limitaciones en la libertad deambulatoria como principal medida para tratar de evitar el colapso del sistema sanitario.

En la propia Casa Consistorial se incrementaron exponencialmente las medidas de prevención. Sin embargo, el mismo lunes algunos concejales del equipo de gobierno (la concejala de Hacienda y el de Deportes) ya no pudieron incorporarse a sus puestos, pues se encontraban enfermos. El martes ocurrió lo mismo con la concejala de Infraestructuras y el miércoles yo mismo tuve que quedarme en mi domicilio por tener fiebre y otros síntomas gripales. Al día siguiente se confirmaba que había dado positivo en coronavirus.

Esta situación hacía más complicado hacer frente a la situación, por las propias limitaciones que la necesidad de permanecer encerrado en una habitación genera y por la incertidumbre que me creaba la posible evolución de la enfermedad, así como la posibilidad de que apareciesen síntomas en otros miembros de mi familia, ya que mi esposa y yo convivimos con nuestros tres hijos y mi suegra, una persona de riesgo.

Lo que he podido verificar todos estos días es que desde el punto de vista sanitario se han ido adoptando las medidas necesarias, adelantándose incluso a lo realizado en otras ciudades de nuestra Comunidad, que estaban y están en una situación francamente peor que la nuestra (esa carpa de triaje, por ejemplo, que se instaló muy rápido en las inmediaciones del Servicio de Urgencias del Hospital). El intercambio de información y apoyo mutuo entre los servicios sanitarios y el propio Ayuntamiento ha sido continuo, con recíproca confianza y un gran respeto institucional.

En el propio Ayuntamiento hemos centrado las actuaciones en tres áreas fundamentalmente, aunque se actúa también en otras:

1.- Fumigación de espacios públicos susceptibles de ser focos de concentración de coronavirus: entornos hospitalarios, de centros de salud, de residencias de ancianos, estaciones de trenes y autobuses, lugares públicos a los que se puede acudir (supermercados, farmacias, etc.) y otros espacios públicos de la ciudad y los pueblos.

2.- Atención a todo tipo de necesidades sociales que genera esta crisis. Se ha diseñado un Plan Integral que prevé soluciones rápidas frente a cualquier situación de necesidad que pueda darse.

3.- Mantenimiento del orden público y control del aislamiento social.

Nos están ayudando en estos cometidos la Policía Nacional y la Guardia Civil, la UME fumigando, el Ejército patrullando, la Cruz Roja ayudando a Protección Civil en el suministro de alimentos y medicamentos, y un montón de ciudadanos anónimos que se prestan voluntarios para echar una mano, para poner su conocimiento o su trabajo al servicio de todos. También está siendo fundamental la labor llevada a cabo en esta crisis por todos los que garantizan el acceso a los productos de primera necesidad, desde la producción, pasando por el transporte hasta el propio suministro en los establecimientos.

Se han tomado multitud de decisiones con urgencia y se tomarán todas aquellas que sea preciso adoptar. En estos momentos estamos en plena crisis sanitaria y ésta se ha de llevar nuestros esfuerzos principales, pero ya ha llegado y se incrementará la crisis social y aquí también adoptaremos medidas decididas. No fuimos tímidos en la toma de decisiones para hacer frente a la crisis sanitaria y no lo seremos para hacer frente a la crisis social.

En esta situación tan grave he podido verificar, una vez más, el altísimo nivel de nuestros funcionarios públicos, su gran formación y compromiso. No me cabe duda de que sin su ayuda la situación sería un completo caos. Ellos están siendo los agentes fundamentales para hacer frente a esta crisis en las mejores condiciones posibles. Siento por ellos una enorme admiración y respeto. Llevan días sin descanso trabajando para protegernos a todos y todas y seguirán haciéndolo mientras sea necesario. Son funcionarios públicos en el más amplio sentido de la palabra.

A la población en general le pido que continúe demostrando el civismo que ha mostrado hasta ahora, que no baje la guardia en las medidas de aislamiento social y que no  caiga en el desánimo, pues todavía quedan jornadas duras, pero entre todos lo vamos a lograr. Por último, quiero enviar un abrazo emocionado a las familias que han perdido algún ser querido en esta crisis y a todos los enfermos que están luchando frente al virus. ¡Mucha fuerza!

Olegario Ramón, alcalde de Ponferrada

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies