4 octubre, 2022
Deportes

La Deportiva no fue capaz de inquietar apenas al Girona F. C.

El cuadro local realizó una de sus mejores actuaciones de esta primera vuelta recién finalizada.

Tras conseguir esta victoria por goleada, los gerundenses se alejan de los puestos de descenso y se colocan a 5 puntos de diferencia respecto al primer equipo situado entre los cuatro últimos. También se acercan al lugar en que se ubican los ponferradinos, a solamente un punto de distancia.

Los foráneos completan así una serie negativa, consiguiendo exclusivamente un punto en los 5 partidos postreros de la primera mitad de la Liga regular. Y, en cambio, los franjirrojos alcanzaron un triunfo amplio (lo que no era habitual en esta Temporada).

En prácticamente ninguna fase del encuentro los “blanquiazules” dieron sensación de poder imponerse a sus rivales.

Los de Pablo Machín se mostraron bastante superiores a sus contendientes, llevaron el control del juego y no vieron peligrar su triunfo a pesar de que dos disparos de los visitantes se estrellaran en el poste del portal catalán. Al contrario, también los anfitriones enviarían una vez el cuero al travesaño y fallaron algunas ocasiones claras.

El choque se inició con una mejor disposición sobre el césped de los locales. Ello provocaba constantes desbordes de los mediocentros y los correspondientes pases al interior del área de la “Ponfe” aunque su línea defensiva evidenciaba, en principio, cierta solidez.

La aproximación que inaguraba el carrusel de centros comprometidos, enfrente del marco de Santamaría, corrió a cargo del zaguero Clerc. El delantero Eloi Amagat disparó, rebotando el esférico en la espalda del sevillano Lolo Pavón y saliendo el balón a córner.

En el minuto 24 se produjo la única llegada al área de los del Principado, tras combinaciones, de la mitad inicial: Djordjevic se apoderó de la pelota en las inmediaciones de la portería de sus adversarios pero, cuando se disponía a “engatillar”, lo evitó el francés Lejeune.

En el minuto 35 subió la primera mudanza al electrónico: tras uno de los muchos servicios hacia la parcela de retaguardia de sus contrincantes, Aday pasó – en busca de compañero que culminara – desde la derecha, y Jaime Mata acertó con un certero tiro con su izquierda.

Los oponentes no reaccionaron con contundencia, mas Acorán – en el minuto 37, inventándose una jugada personal – chutó y su lanzamiento fue a parar a la cepa del poste de sus competidores.

Este período, a partir de entonces y hasta rematar en el tiempo preceptivo de descanso, aún fue testigo de un tiro protagonizado por Eloi Amagat que se orientó justamente a impactar con el travesaño (empalmando en volea). El bote subsiguiente introdujo el cuero nuevamente dentro del campo.

La continuación demostró palmariamente que los de la ciudad del Onyar no se conformaban y que pretendían establecer un marcador todavía más favorable. En el minuto 49 el defensor andaluz Kiko Olivas, en una ejecución de estrategia y libre de marcaje (ante la no atención al segundo palo de sus contrarios), aprovechó el despiste de la zaga de los del Bierzo e incrementó el desequilibrio en el luminoso.

En el minuto 60, como constatación de la debilidad en torno al marco de los chicos de Manolo Díaz, Kiko Olivas – en su función de cabeceador imprescindible en los avatares subsiguientes en las ejecuciones “a balón parado” – no atinó a encarar con su testerazo la meta de Santamaría.

En el minuto 66, ante la pasividad de la defensa de los hoy “azul oscuro”, reiteró Kiko Olivas su evolución y casi “calcó” la materialización de la diana anterior. Logró el gol merced a la poca efectividad y resolución de de sus opositores y con la suerte de un par de rechaces precedentes.

Con la franca ventaja atesorada los hombres de Machín adquirieron un margen de confianza apreciable. Y, después de comprobar lo inofensivo del ataque de sus correspondientes en la disputa, se dedicaron “a saborear las mieles” de su ganancia.

Después de que el brasileño Yuri – fruto de su impotencia, indignación y ambición – mandara un trallazo “de larga distancia” (que repelió uno de los palos del arco guardado por Isaac Becerra), Jairo definiría a la perfección y sin traba alguna la oportunidad que se le presentó para batir a un desasistido Santamaría.

Los instantes con los que concluía el enfrentamiento deportivo sirvieron al objeto de contemplar el debut del jugador serbio Lekic, que dispuso de una estupenda doble opción que marró gracias a un paradón efectuado por el cancerbero navarro Santamaría.

En definitiva, la Ponferradina afronta una dura “cuesta de enero”, con sus seguidores divididos ante el panorama preocupante ofrecido en los meses de diciembre y enero, en general.

ALINEACIONES:

GIRONA F. C.:

Becerra; Aday, Kiko Olivas, Alcalá, Lejeune, Clerc; Pere Pons (min. 85, Alcaraz), Eloi Amagat (min. 74, Borja García), Granell; Jairo (min. 79, Lekic) y Mata.

  1. D. PONFERRADINA:

Santamaría; Adán, A. Baró, Pavón (min. 46, Yuri), Ignasi Miquel, Casado; Basha, Melero; Acorán, David Caiado (min. 62, Dima); y Djordjevic (min. 72, Pablo Infante).

GOLES: 1-0 (Mata, 35′), 2-0 (K. Olivas, 49′), 3-0 (K. Olivas, 66′), 4-0 (Jairo, 73′).

ÁRBITRO:

El Sr. Javier Alberola Rojas, del Comité madrileño. Enseñó cartulinas amarillas a Clerc, en el conjunto local; y a Melero y Alan Barón, por el otro bando.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 21ª Jornada de la Liga Adelante, la que clausuraba la primera parte del Campeonato. Unos 3.861 espectadores acudieron al Estadio de Montilivi, entre ellos el “Honorable” – recién designado – En Carles Puigdemont.

                                                     Marcelino B. Taboada

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.