4 octubre, 2022
Bierzo

Morala pregunta si hasta dentro de tres meses no comenzará a verse limpia la ciudad, ¿cuándo terminará por verse limpia de verdad?

“Que el alcalde justifique tres meses más sin mejorar la limpieza es inadmisible para los ciudadanos que sufren ese nivel de degradación del espacio público”.

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, pregunta al equipo de gobierno cuánta suciedad más encuentran razonable acumular en los tres meses próximos, en los que el alcalde considera normal que la limpieza de la ciudad no llegue al nivel que los ciudadanos quieren. “En una nueva huida más hacia adelante, vaticinan que en tres meses la ciudad estará más limpia. Más limpia y suficientemente limpias son dos cosas muy diferentes, a la vista del trabajo del equipo de gobierno de estos tres años de mandato. Se pasaron buena parte de ellos justificando que no había un problema de limpieza en Ponferrada, y cuando ya fue imposible de ocultar, buscaron una vez más la salida fácil de echarle la culpa a quien fuera, la empresa, los trabajadores, las corporaciones anteriores, los ciudadanos, todos menos los responsables verdaderos, que son quienes deben realizar la gestión pública de la limpieza en Ponferrada”.

Dicen ahora que dentro de tres meses comenzará a verse más limpio el municipio. Comenzará. Ya veremos lo que tienen que justificar luego, desde el comienzo hasta que de verdad recupere el nivel de limpieza de hace años. Si en tres años todavía no han empezado, cuánto tiempo pasará entre empezar y limpiar a fondo. Tres meses les pueden parecer poco a los responsables municipales de Ponferrada para que empiecen a hacerse las cosas medianamente bien. No sabemos si les haría cambiar su percepción del tiempo si ellos mismos estuvieran tres meses sin recibir remuneración alguna: no se limpia no se cobra, no se gestiona bien, no se cobra.

Este contrato se adivina una nueva chapuza de este alcalde. De nuevo lo deja todo para los últimos meses de su mandato, con un claro y marcado objetivo electoralista. Pero los ponferradinos no olvidaremos que nos ha tenido tres años y medio en la ciudad más sucia de la historia democrática.

Están intentando construir el falso relato de décadas de abandono. Pero, por mucho que repitan una mentira, no se convertirá en una verdad. Con alcaldes del PP Ponferrada era ejemplo de limpieza y recibía galardones que así se lo reconocían. En el último mandato Olegario antepuso sus intereses personales y electorales a los intereses de Ponferrada. No tuvo ningún reparo en paralizar la ciudad en su propio beneficio. Ganó Olegario y perdió Ponferrrada. Con él Ponferrada ha ido a peor y, según se ven obligados a reconocer, a mucho más sucia. Dentro de poco nos dirán que la suciedad, como los hierbajos, también renaturaliza.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.